Entrevista

Todos somos responsables de planificar la ciudad

La gente como usuaria del espacio público debe involucrarse en la planificación de su ciudad, explica la arquitecta guayaquileña Daniela Hidalgo quien tiene un doctorado en la Universidad Tsinghua, Pekín.

Hacer que las ciudades sean más inclusivas es uno de los desafíos que se analizará en el encuentro Habitat III a realizarse en Quito. La comunidad internacional se moviliza para ser parte de estos encuentros Hábitat que se realizan cada 20 años y unen a delegados de gobiernos, ONG y representantes de la sociedad civil, que incluyen organizaciones,  jóvenes, instituciones académicas, fundaciones y el sector privado.

og

Las voces se juntan en este encuentro global para compartir y alinear estrategias que faciliten la planificación de un desarrollo urbano sostenible. Todas las miradas puestas en una nueva agenda global para las ciudades.

Daniela Hidalgo, guayaquileña quien vive en China, ha culminado en septiembre su doctorado en Planificación urbana y rural con enfoque en métodos participativos de la población. Ella como urbanista integra la Asociación de Promotores Inmobiliarios de Viviendas del Ecuador, APIVE.

“Una correcta planificación permite conocer el contexto de la ciudad, para ello es importante entender en primer lugar su identidad”, afirma la experta. Pero, ¿cómo una ciudad descubre su identidad?

“Primero hay que entender lo que es identidad, y de acuerdo al diccionario Cambridge, identidad es lo que nos hace únicos como personas y como grupo humano”.  

Para trasladar este concepto a un contexto de una ciudad como Guayaquil sostiene que es necesario redescubrir esta identidad para poder potencializarla. “Ahí nuestros abuelos, padres, tienen la palabra cuando nos cuentan de lo que ellos disfrutaban. Utilizaban el río y el estero. El comercio abierto estaba conectado con la ciudad, los paseos en los parques eran parte de la actividad familiar. Las personas estaban más incluidas en la ciudad”.

Afirma que en la planificación es importante primero conocer el pasado, cómo funcionaba el espacio público, cómo la gente lo utilizaba.

Además de considerar el pasado en el estudio de la identidad es recomendable analizar lo que pasa ahora. “Al dar una vuelta por el centro sur de la ciudad encontramos que la gente cierra las calles para jugar fútbol, pone piscinas inflables, realizan celebraciones de los barrios, existe un sentido de comunidad y por lo tanto esto explica una necesidad del espacio público. Pero no se trata de generar espacios públicos diseñados urbanísticamente, sino de crear un espacio público más libre. Para ello es necesario entender las actividades, los movimientos, cuáles son los puntos de interés. Así realizamos una planificación más acorde a las necesidades de la gente y con eso estamos cuidando esta identidad; logramos una conexión entre la ciudad y el entorno en general”.

En el proceso de planificar afirma que los eventos anuales que son importantes hablan de lo que es importante para una ciudad. “Los monigotes de la calle los 6 de marzo hacen a la ciudad caminable.  Se cierran las calles porque los guayaquileños van a comprar, se fomenta el comercio, te encuentras con amigos en un espacio para disfrutar de la creatividad. Esto se convierte en parte de la identidad de Guayaquil”.

Calle 6 de Marzo - Guayaquil

Calle 6 de Marzo / Guayaquil-Ecuador

¿Un planificador debe mapear estas actividades diarias, mensuales, los eventos anuales de una ciudad antes de hacer trazados?

Todo esto es muy importante para crear una ciudad más inclusiva.  Este tipo de generación de identidad permite fomentar el comercio, que el autoestima esté más elevada porque se respeta a la gente, eso es importante en una ciudad.

¿Qué papel tiene la relación de la ciudad con el medio ambiente?

Cuando hablamos de la identidad de Guayaquil tenemos que considerar su relación con la naturaleza: la protección de los cerros, los brazos de agua, los árboles autóctonos como el Algarrobo, Ceibo, Marañon… Todos son parte de una necesidad de protección del medio ambiente. Hay colectivos de jóvenes que están defendiendo los árboles en Guayaquil y que se movilizan por una causa

¿Al escuchar las causas que movilizan a los ciudadanos hacemos una ciudad más inclusiva?

Planifico de acuerdo a las actividades de la gente y así la gente se siente parte de la planificación. Y esto es lo esencial. Los planificadores tienen que ir más allá de hacer cuadras. Escuchar a la gente es muy importante porque así se siente parte de la ciudad.   Al cerrar las calles para jugar fútbol están diciendo que se necesita espacio público para hacer deporte. Al protestar en contra de la tala de árbol, los jóvenes están hablando de un sentido de pertenencia. Existe un despertar de la ciudadanía para que se la considere al momento de decidir el uso del espacio público. Todos tenemos la responsabilidad de ser parte de la planificación de la ciudad.

Enviar Comentario

X