EconomíaVarios

El Niño e incertidumbre ponen en riesgo 10.000 reservas de vivienda

El sector inmobiliario anticipa efectos negativos de la inminente llegada del Fenómeno de El Niño, la incertidumbre política y la restricción del crédito en unas 10.000 promesas de compra y venta de vivienda, que deben concretarse entre lo que resta de 2023 y 2024. Esas 10.000 reservas de vivienda representarían inversiones de clientes de unos USD 700 millones. Lo anterior, considerando que el actual valor promedio de las viviendas es de USD 70.000.

Para tener una idea de la magnitud de la cifra, se puede mencionar que el sistema financiero aprobó 13.897 operaciones de crédito de vivienda entre enero y julio de 2023. Esas operaciones de crédito incluyen a los bancos privados, las cooperativas y el Banco del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (BIESS).

Operaciones de crédito de vivienda aprobadas

En el sistema financiero durante 2023

Más compra de vivienda en Guayaquil

Medido en términos de valor, el 40% de las reservas de vivienda está concentrado en Quito, un 30% en Guayaquil y el resto en otras provincias del país, según Apive.

Pero medido en número de viviendas, el 40% de reservas se concentra en Guayaquil, debido a que en esa ciudad, a diferencia de Quito, hay más oferta y demanda de viviendas de bajo precio.

En cambio, Quito pesa un 30% en el número de viviendas reservadas y el resto está en otras provincias del país.

Reservas de vivienda en Ecuador

10.000 reservas de vivienda entre 2023 y 2024

 

En términos generales, entre un 50% y 60% de unidades reservadas corresponde a Viviendas de Interés Social (VIS) y a Viviendas de Interés Público (VIP), que cuestan hasta USD 103.000.

Los interesados en viviendas VIP y VIS pueden financiar su vivienda a crédito con una tasa de interés subsidiada del 4,99%.

Precio de las viviendas con tasas de interés subsidiada

El precio máximo varía según el salario básico de cada año.

 

Riesgos para las reservas de vivienda

El presidente del directorio de la Asociación de Promotores Inmobiliarios de Vivienda de Ecuador (Apive), Rubén Chalela, dice que la inminente llegada del Fenómeno de El Niño supone riesgos para el sector.

Lo anterior no solo por los daños en infraestructura del sector inmobiliario que puede causar el fenómeno, sino porque puede implicar una afectación a la situación económica de los hogares.

De hecho, la actividad de construcción, incluido vivienda, afrontaría una pérdida económica de al menos USD 111 millones debido a los eventuales daños del Fenómeno de El Niño, según un estudio del Colegio de Economistas de Pichincha.

La elevación de las tasas de interés internacionales para controlar la inflación en los países desarrollados ha encarecido los costos de acceso a liquidez para la banca ecuatoriana. El efecto ha sido una restricción del crédito.

Si bien la cartera de crédito por vencer de vivienda creció 13,3% en julio de 2023 frente a igual mes del año pasado y cerró en USD 2.494 millones, la tendencia puede cambiar.

Así, en términos mensuales, la cartera de crédito de vivienda decreció -0,1% frente a junio de 2023. Y, de hecho, la Reserva Federal de Estados Unidos ya ha anunciado que continuará con el alza de las tasas de interés.

Por otro lado, añade Chalela, la incertidumbre política por el escenario electoral puede hacer que los clientes decidan posponer las decisiones de compra de vivienda. El contexto interno y externo preocupa al sector inmobiliario porque en lo que va de 2023 las reservas de vivienda han caído un 20%, dice el presidente de Apive.

Y añade que el sector inmobiliario no solo depende del crédito para el constructor, sino para los clientes que van a comprar una vivienda.

Un acuerdo con Asobanca

Para anticiparse a cualquier evento y proteger el acceso a crédito, Apive firmó un convenio con Asobanca, dice Chalela.

Y explica que ese convenio permitirá intercambio de información técnica. Apive compartirá información técnica mensual de las reservas de compra venta de vivienda a los bancos a fin de realizar un monitoreo de las aprobaciones y desembolsos. Y la banca de las operaciones de crédito.

«De cierta manera, la información le permite a la banca poder estar preparada para la aprobación de los créditos y que no existan contratiempos», añadió Chalela.

De esa manera, el sector inmobiliario espera «sortear» los shocks internos y externos que afrontará el país en los próximos meses.

Tomado de: primicias.ec

Related posts

Desenredando el enigma de las tasas de interés en créditos hipotecarios: ¿Qué está pasando y cómo nos afecta a todos?

EditorApive

Análisis de la Ley Orgánica de Eficiencia Económica y Generación de Empleo 

EditorApive

Sector inmobiliario pone a disposición del MIDUVI y del COE la Guía de Prevención ante el Fenómeno de El Niño

EditorApive
X