Arquitectura Calidad de Vida Sostenibilidad Tecnología

Arquitectura Bioclimática, herramienta clave para reducir el cambio climático

Sostenibilidad

El cambio climático y sus consecuencias han motivado el cambio en las estructuras arquitectónicas.  Con la búsqueda de una arquitectura que nos permita usar nuestros recursos de forma estratégica surge la Arquitectura Bioclimática. Este tipo de construcciones consisten en el diseño de edificaciones considerando el clima y aprovechando los recursos disponibles (sol, vegetación, lluvia, vientos) para disminuir los impactos ambientales y reducir el consumo de recursos. estas construcciones son capaces de autorregularse térmicamente  sin necesidad de requerir aparatos tecnológicos.
Lee más: Crece la arquitectura bioclimática

Gran parte del impacto ambiental causado por la urbanización surge de los modelos de edificaciones. La forma en la que las casas son construidas, más la operatividad de sus habitantes son responsables de un 40% de las emisiones de dióxido de carbono y del excesivo consumo de energía. La arquitectura bioclimática toma en cuenta los siguientes factores:

  1.  Uso eficiente y racional de la energía
    Siendo el sol la principal fuente energética que afecta al diseño bioclimático, es importante tener una idea de su trayectoria en las distintas estaciones del año. Existen 3 tipos de radiación solar a tener en cuenta, la directa, difusa y reflejada. Es importante estar consciente de que en las distintas épocas del año y en distintas zonas, estas radiaciones nos afectan de manera diversa. Conocer bien estos factores podría significar un gran ahorro de energía.
  2.  Confort térmico
    Muchos tenemos la idea de que nos sentimos cómodos de acuerdo a la temperatura del aire que nos rodea. La realidad es que nuestro cuerpo se encuentra en una situación de confort térmico cuando el ritmo al que generamos calor es el mismo que el ritmo al que lo perdemos para nuestra temperatura corporal normal. Entre los factores que influyen para la generación de calor está el metabolismo, la contextura corporal, vellos corporales, vestimenta. El objetivo es climatizar una casa según nuestras necesidades y sin el excesivo consumo.  Un ejemplo es querer que la temperatura de tu casa  te permita estar en shorts durante el invierno o por el contrario llevar abrigo dentro de tu casa mientras la estación sea la más cálida de todas, ambas significan un gasto innecesario y excesivo de energía.
  3. Efecto invernadero
    Los invernaderos usan este efecto para atrapar a radiación solar y mantenerla dentro calentando un espacio en particular. Usar Paneles de vidrio posiblemente creará calor en tu casa, si la ubicación es una zona calurosa, evitar las grandes paredes de vidrio es lo conveniente.
  4. Ubicación
    La temperatura de una casa no depende solo de su estructura y diseño, además es influenciada por la ubicación: La proximidad a otros edificios, vegetación, ríos afectarán el clima, el viento, humedad y radiación solar. Es por esto que si se ha de construir una casa bioclimática, el primer estudio tiene que dedicarse a las condiciones climáticas de la región y, después, a las condiciones microclimáticas de la ubicación concreta.
    Lee más: Aquitectura bioclimática

La arquitectura bioclimática surge en el momento justo en el que el planeta la necesita para contrarrestar los impactos del inevitable cambio climático. Es un tipo de construcción estrátégica con muchos factores a tomar en cuenta que nos permitirán el ahorro y la comodidad. Es un gran recurso, sin embargo, si quieres participar del cambio desde tu casa ya construida, también lo puedes hacer: Combate el cambio climático desde casa

Related posts

Construcción de viviendas en Ecuador con un enfoque sostenible

lazd20

Ciudades sostenibles: Como impulsarlas desde el sector de la construcción

editor

Aspectos a considerar en la construcción sostenible

lazd20

Enviar Comentario

X